Dos grandes aventureras

 

motocollage

 

Estas dos fotografías tienen una diferencia de 30 años.

La de la izquierda es de 1984 y su protagonista es Elspeth Beard, la primera mujer inglesa que fue capaz de dar la vuelta al mundo en moto. Tardó tres años en cumplir su sueño y viajó unos 77.000 kilómetros. En el tiempo que duró su aventura le pasó de todo: le robaron, tuvo un accidente con su BMW y perdió más de 25 kilos de peso.

Nuestra viajera actual es Alicia Sornosa. Ella es la primera mujer de habla hispana que entra en el selecto club de quienes han dado la vuelta al mundo en moto. Rodó por los cinco continentes y marcó más de 96.000 km en su cuentakilómetros. Hoy en día lleva más de 120.000 km y acaba de unir Madrid con Tokio en un viaje a través de desiertos y la famosa Transiberiana.

Como a Elspeth, le robaron en Australia y tuvo un accidente en el desierto de Atacama. Ha viajado sola y acompañada, disfrutado de los paisajes más recónditos del norte de Canadá o el sur de la Carretera Austral. Ha comido gusanos en México, huevos de hormiga y hasta semen de animal marino en Japón.

Su lema es “viajar es una droga para el alma” y siempre recalca que el ser humano es bueno y curioso por naturaleza. A diferencia de nuestra otra aventurera, Alicia dota a sus viajes de contenido social. Ha dado charlas en cárceles y hospitales, recaudado fondos para los más necesitados y llamado la atención sobre la infancia más desvalida.

Esta mujer se considera una viajera 2.0. De hecho, refleja casi al instante  en las redes sociales todo lo que acontece durante sus periplos. Si estáis interesados en saber más de Alicia y de su viaje, entrad en su blog www.aliciasornosa.com. Si pincháis aquí, encontraréis más información sobre su vuelta al mundo.